Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Algo fluye (9 nov. / 2 dic. 2012)

Museo de Arte Contemporáneo. Bahía Blanca


En Florencia, cerca de Gli Uffizi, Galileo y sus discípulos realizaban experiencias con agua del Arno. En 2003, recogí agua en el mismo sitio: comenzaba una hidroteca, un proyecto de recolección, catalogación, guarda, conservación  y exposición de las aguas vírgenes en la naturaleza y las aguas urbanas y sus bitácoras de viaje.

Meter las manos en el Arno fue parte del proceso  de tener contacto con una 1ª edición de Galileo de 1612, con los sellos de la Santa Inquisición: “ Discorso ... intorno alle cose che stanno in sú l´aqua, o che in quella si muovono” .
En Holanda conocí el Ministerio del Agua y en Venecia, a un artista que crea, camina, duerme sobre el agua que es, además, su horizonte. Es difícil imaginarlo en una ciudad con escasez de agua potable.

Elaboré la obra “Jardin primitivo” en momentos de crisis hídrica y su premio fue un viaje a El Calafate, y en dos etapas a los nueve ríos que serían la  “Poética de los ríos patagónicos y del glaciar Perito Moreno” de 2009 a 2010.
En 24 vasos junté agua de red que evaporó durante un mes. El conjunto es un paisaje extraño y el registro fotográfico desde el agua cristalina hasta el sedimento forman  “Poética doméstica”.

Es la primera de las aguas urbanas, antes de viajar a París en 2011 y comenzar “Poética de las fuentes parisinas y del río Sena”.

Esta poética parte y termina en el Pompidou. Comienza en la fuente de Niki de Saint Phalle y Jean Tinguely  y  luego de realizar el reservorio del Sena y de 20 fuentes, la n° 21 es la del restó George, último piso del Centro Pompidou cerrando azarosamente el recorrido.

En “Algo Fluye”  se exponen las aguas en ampolletas de cristal soplado, en correspondencia con la cartografía de las acciones y su registro fotográfico, los vasos con el sedimento del agua bahiense y sus imágenes, y los elementos utilizados para la recolección.

Eco dice aludiendo a la lista poética que Whitman vá acumulando lugares partiendo de la isla donde nació y Joyce nombra  en su obra, para representar el sentido del fluir del Liffey, centenares de ríos de todos los países.
De esa lista infinita de ciudades con sus fuentes y sus ríos, elijo continuar la hidroteca en Roma, donde la cultura popular del agua es herencia del sueño fundacional y democrático de Trajano.